El agradecimiento es una virtud que abunda poco, pero que produce grandes frutos.

Estamos en unas fechas claves, unas fechas en las que todo es recibir: regalos, abrazos, visitas,…

En ocasiones nos quejamos de las “obligaciones” que generan en nuestras vidas fechas tan señaladas; la comida con la suegra, los regalos de los sobrinos, los calcetines feos que recibimos año tras año de manos de nuestra cuñada.

images-7

Este año animo a todos a enfocarlo de otra forma, desde la perspectiva del refrán: “es de bien nacidos ser agradecidos”.

Nadie tiene la obligación de regalarnos nada, ni siquiera calcetines feos, de cocinar para nosotros, de venir a vernos, de mandarnos una felicitación,… pero nunca esta de más recibir ese esfuerzo con una sonrisa… y “a caballo regalado no le mires el diente”… Tal vez el año próximo coseches lo que este año estás sembrando y, viceversa, lo que tienes este año sea fruto de lo que has ido sembrando con el paso del tiempo.

Disfruta de la vida, con agradecimiento y cortesía… Y feliz 2014

images-8