Los honores a la bandera

A mí siempre me gusta ser diferente, es una costumbre que tengo desde pequeña y que me ganó en casa de los abuelos el mote de “la protestante”. He de confesar que cada día me emociona más este mote porque sé que, en el fondo, mi abuelo me lo puso con cariño y que es un orgullo para él tener una nieta tan “protestona”.

Y para marcar la diferencia con todos estos señores que se pelean en los balcones con las banderas, que se empujan, que las usan como armas electorales arrojadizas,… pues yo voy a hablar de los “honores a la bandera”.


En primer lugar, para el que no lo sepa, la bandera es un símbolo del Estado. ¿Qué quiere decir eso? Pues muy sencillo, un símbolo del Estado es aquel que nos representa como Nación o Estado; como el Escudo, el Himno Nacional o la Bandera

La Bandera española se remonta al reinado de Carlos III (1759-1788), y ha experimentado diversas variaciones históricas hasta lllegar a la versión actual, regulada en la Constitución Española de 1978, en su artículo 4º.1.

Este artículo estipula que estará “formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla, roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas”.


Hemos de aclarar, en segundo lugar, qué son los honores militares. Estos son distinciones que se otorgan a algunas personas, ya sea por su cargo o dignidad, y a determinados símbolos, como es el caso de la bandera.

Así, los honores militares están regulados por el RD 684/2010 de 20 de mayo que aprueba el Reglamento de Honores Militares. Según el mismo se ordena rendir los siguientes honores:

  1. El Rey, a la Familia Real y a los Infantes españoles
  2. Las autoridades civiles del Estado
  3. Las autoridades del Ministerio de Defensa
  4. Los mandos militares
  5. La bandera de España
  6. Las autoridades extranjeras y de organizaciones internacionales
  7. Los jefes de representación diplomática y consular
  8. Y en todos los casos, se especifíca claramente quienes son estas personas o cargos a los que se refiere.

La forma de rendir honores se lleva a cabo de diferentes maneras:

  1. La posición del arma puede ser presentada, sobre el hombro o descansada
  2. Los cañonazos serán veintiuno, diecinueve, diecisiete, quince, trece u once
  3. Las voces de “¡Viva España!”: siete, cinco, cuatro, tres, dos o una, dependiendo de quién sea el homenajeado.

Las Fuerzas Armadas son las encargadas de rendir los honores que determina el Gobierno de la Nación. En el caso de la bandera, que es el que nos ocupa, a la hora de recibir honores, recibirán los máximos: de arma presentada e Himno Nacional completo, o duración condicionada, salva de veintiún cañonazos y siete voces de…

¡Viva España!

Los Legados Pontificios. Jerarquía Eclesiástica III

Legados Pontificios De ellos hablamos en post anteriores; componen el cuerpo Diplomático de la Santa Sede, que ha mantenido desde tiempos muy remotos una amplia red diplomática. Los embajadores de la Santa Sede ante los Estados se cuentan entre los primeros embajadores de la historia moderna. El derecho canónico actual llama “legados” a los representantes […]

http://aladerechadelpadre.com/2015/09/28/los-legados-pontificios-jerarquia-eclesiastica-iii/

Los Cardenales y la Curia Romana. Jerarquía eclesiástica II

A la derecha del Padre

images-2

El Colegio Cardenalicio:

La palabra cardenal, deriva de “cardo”, un término que hace referencia a la “bisagra” sobre la cual cae el peso de una puerta y que hace girar a la misma. Así, derivo en la designación de la iglesia principal; y por eso los actuales cardenales tienen un título de una iglesia importante en Roma, (se podría decir que son algo similar a “párrocos honorarios” de esas iglesias). El Colegio Cardenalicio fue fundado en 1150 y Alejandro III, en 1179, les confirieron el derecho a la exclusividad en la elección papal; ello aumentó mucho su importancia dentro del esquema jerárquico. Contaba desde entonces con un decano y un camarlengo.

Conocidos como los Príncipes de la Iglesia, reciben el tratamiento de Eminencia Reverendísima.

esquema bueno

Los Cardenales de Curia son ciudadanos de la Ciudad del Vaticano, pero no todos los Cardenales son “curiales¨; es decir, que no todos pertenecen a la…

Ver la entrada original 1.349 palabras más

Costumbres musulmanas sobre la muerte

A la derecha del Padre

Unknown-13

Cada cultura tiene tradiciones y formas diversas de interpretar y afrontar las distintas etapas de la vida, nacimiento, la mayoría de edad, el matrimonio y la muerte, que las unen y a la vez las diferencian unas de otras.
Los musulmanes creen que la vida en la Tierra es una preparación para la otra vida. E igualmente que en el cristianismo y en el judaísmo, ellos también creen en la existencia del infierno y del paraíso.

La muerte es un acontecimiento natural y la presente vida es una preparación para la verdadera existencia que espera cuando llega la muerte. En el islamismo se prefiere recibir la muerte en compañía de familiares, no de extraños. La familia del que va a morir lo ayudará a elevar sus pensamientos hacia Allah y pedirá por el perdón de sus pecados.

Los musulmanes ven la vida eterna como un paraíso lleno de palacios, deliciosas comidas y…

Ver la entrada original 723 palabras más

“PROTOCOLO” NO ES UN TÉRMINO DESPECTIVO

Yo sé que no se grita, que en Internet no se escribe con mayúscula. Lo he oído hasta la saciedad, pero estoy tan enfadada que con este post voy a arriesgarme a que mi abuela me dé una colleja, por maleducada virtual.

Ya está bien: ¡”PROTOCOLO” NO ES UN TÉRMINO DESPECTIVO!

images-6

En este país todo el mundo se apunta a hablar de protocolo: tertulianos, estilistas, porteros, médicos… Todo el mundo ha hecho un “curso para aprender a colocar los cubiertos”

¡Señores, yo he hecho cientos de cursillos de informática y no soy programadora ni nada por el estilo!

Y cuando no, usamos el término “protocolo” para hablar de todo lo que nos constriñe, limita, ahoga,…. ¡Hasta el moño! Y es que se me hace un poco cansino andar dando “razones de mi fe” protocolera, cual cristiano perseguido a la espera de un Edicto como el de Teodosio. Sobre todo porque, al contrario de lo que muchos creen, los protocoleros ni somos estirados, ni somos amigos de “edictos” e imposiciones.

images-5

Os voy a contar la verdadera historia del protocolo, que es un arma de comunicación sin límites: buena, bonita y barata. ¡Sí, barata! Porque muchos de los “gastos en protocolo” son mal llamados “gastos de protocolo”, valga la redundancia.

El protocolo se puede definir como “el conjunto de  normas, leyes, usos y costumbres necesarias para la correcta organización y desarrollo de actos, bien sean públicos o privados, y la buena consecución final de los mismos”.

El protocolo se implanta por necesidad social y determina cómo se deben desarrollar los actos importantes socialmente. Por tanto podemos decir que es consustancial a la sociedad y no se puede entender sin ella; así mismo, su aparición se remonta al instante en el que surge un grupo de individuos que tienen que convivir y relacionarse entre sí.

images-4

Es decir, para hablar en “cristiano” y que nos entendamos todos, cuando juntas a más de una persona en una sala probablemente estés poniendo en relación personas con diferentes costumbres, educación, visión de la vida,… es necesario establecer una serie de normas, reglas, formas de actuación que nos permitan entendernos. Por eso, el protocolo, es como la abuela simpática que pone orden en una mesa llena de nietos: no obliga, pide amablemente, siempre sonríe  y sin que te enteres ha puesto paz y orden.

El protocolo, como podemos comprobar, se desarrolla dentro de la sociedad, en medio de los actos o eventos sociales. No se puede separar de ellos y es el que los ayuda a discurrir de manera sencilla y correcta, evitando confusión, desorden y malentendidos. Lejos de ser un impedimento castrante los “limpia, fija y da esplendor”.

En efecto, las normas de protocolo aplicado a una ceremonia son un testimonio visible y formal  del respeto debido a sus intervenientes y a los motivos que los unen.

 El protocolo no es la hija fea de la comunicación, al contrario, es una potente herramienta para la correcta transmisión de nuestro mensaje.

La imagen de un experto en RRHH en Red

Unknown-9

Hace poco leí en un artículo de PuroMarketing que el 94% de los responsables de recursos humanos humanos usa redes sociales para buscar a sus candidatos.

Es una idea que se repite en multitud de post y artículos sobre el tema y que a veces nos da un poco de miedo. Así muchos optan por llamarse “Pepa Pepita”, “Car Men”, “Condemor García” o cosas por el estilo, con el fin de no ser encontrados por sus jefes o futuros jefes.

Sin embargo, ¿son los futuros candidatos los únicos que deben guardar las formas o es algo que debe tener también en cuenta la parte contratante?

Cuando tengo una entrevista lo primero que hago es googlelizar todo lo que tenga que ver con ella, incluido el responsable de recursos humanos que me va a entrevistar. Me gusta saber quién tengo delante, me parece algo que debería hacer todo el mundo. Es algo que ayuda y, entre otras cosas, calma los nervios y la tensión, te da pistas.

Es curiosa la cantidad de cosas que uno se encuentra…

Recursos-Humanos

Desde mi pobre experiencia personal puedo decir que un buen responsable de RRHH debe cuidar su imagen en redes y evitar los siguientes fallos. Cosas que tal vez parezcan evidentes pero no lo son tanto:

  1. Distinguir entre tu cuenta personal y la cuenta de trabajo. No puedes tener una cuenta en una red social  en la que solo cuelgues las ofertas de empleo de tu empresa y que tu foto de perfil sea una foto en la playa y con gafas de sol. La actitud es importante, pero no te pases. Recuerda que tú eres también embajador de la marca que contrata.

2. Respetar las normas de cortesía en redes. Por ejemplo, no escribir todo con mayúsculas, eso se gritar… No seas grosero, contesta a las dudas y preguntas de los que interactúan contigo y hazlo con amabilidad.

3. Cuidar tu imagen personal en internet, a ti también te buscan las empresas, se preocupan por quién es el que selecciona a sus empleados. No te arriesgues a perder una cuenta. Un profesional escoge desde su altura profesional, para encontrar las mejores piezas sé una de ellas

.images-3

4. Aporta, no te limites a colgar oferta. Muestra lo que sabes del tema. Los que buscan trabajo te querrán seguir y te seguirán verdaderos profesionales, ¿no es eso lo que buscabas? Conoce y anticípate, una buena red profesional es tan efectiva, o incluso más, que una abultada base de datos informática

5. Recuerda que, también en redes, trabajas con personas. Combina técnicas, pasión y corazón. ¡Nunca falla!

Nociones básicas de protocolo religioso. Jerarquía Eclesiástica I

La Iglesia es una entidad jerarquizada. Por eso, para entender mejor su protocolo, es necesario conocer su jerarquía interna y su visión, conocerla desde dentro. Ya que, a pesar de que existe una igualdad esencial entre todos los bautizados no todos pueden desempeñar la misma función. El “sacerdocio cristiano” tiene tres grados diferentes: diaconado, sacerdocio, […]

http://aladerechadelpadre.com/2015/09/16/nociones-basicas-de-protocolo-religioso-jerarquia-eclesiastica-i/