Yo con ese no me «ajunto»

images.jpg

A veces me pasa que tengo que organizar un acto y no hay manera de que los asistentes me confirmen.

Me llama uno y me pregunta si va a venir otro y el otro me llama y me pregunta si va a venir uno, en un bucle sin fin de pandillas colegiales.

Me entran unas inefables ganas de ponerles de ejemplo la siguiente situación:

«Si tú celebras tu cumpleaños, ¿te gustaría que los invitados te llamasen y te preguntasen quién va?»

Evidentemente no,… Se me ocurren miles de razones y contestaciones que uno no da por educación, pero que son completamente legítimos:

«A mi fiesta invito a quien me da la gana»

«Si vienes a mi fiesta será por mí»

… E incluso: «¿y a ti qué te importa a quién invite yo?»

Claro que como soy protocolista…y mis padres me enseñaron bien, todo sea dicho,… ¡no lo hago!

Algunos se atreven a decirte claramente: «es que si va fulanito yo no voy», en un alarde de cara dura… Y es que se va perdiendo la elegancia, ¡una pena!, en aras de una supuesta heroica claridad.

Como veis resulta una falta de educación terrible andar interrogando sobre la lista de invitados y los datos de los mismos. Metiéndose en la privacidad de los demás  exigiendo de forma dictatorial y dando muestras de ostentación de poder, en algunos casos.

Es cierto que las fotos y las compañías importan, pero es mejor rechazar una invitación que despreciar al anfitrión y que no te vuelva a invitar o critique tus intereses. Es una forma de construir o destruir para siempre la marca personal.

En las peleas infantiles es mejor quedar bien…

Una respuesta a «Yo con ese no me «ajunto»»

Los comentarios están cerrados.

Salir de la versión móvil
%%footer%%