¡Hola, hola, pajarita sin cola!

Cuántas veces le oí a mi padre eso de “si no te queda bien, por muy de moda que esté, no te lo pongas”. Pues últimamente están de moda las pajaritas y alguno se lo ha tomado muy en serio… Esto es lo que vimos el otro día en un conocido programa de Cuatro, First Date:

Actor, 41 años. #FirstDates199

Se trata de una corbata corta que se abrocha por delante con un lazo cuyas puntas sueltas apenas sobresalen de la lazada.

Origen de la pajarita

Tiene un curioso origen, ya que nació en el S.XVII entre los mercenarios croatas, que utilizaban  una bufanda para cerrar la abertura de sus camisas y protegerse del frío. Y a lo largo del S XVIII y XIX se extendió desde Francia a  toda Europa.

Around the world

Según el lugar del mundo en el que la compres recibe un nombre diferente: corbata de lazo, corbata de moño, corbatín, moño, moñita, pajarita o humita. Cada uno la llama según su costumbre o tradición, pero son la misma cosa.

Pajaritas y protocolo

El protocolo nos dice que la pajarita no se debe llevar a las bodas por un motivo: es la prenda que acompaña al esmoquin que se trata de una vestimenta usada, como diría Gerardo Correas, “para algo muy festivo y de noche, como una puesta de largo o la fiesta de fin de año”. Y por qué hay que llevar pajarita con el esmoquin, ¡simple!: te lo pide el mismo cuello de la camisa.

Pajaritas by Jonathan Barroso- Sarantontón

Sin embargo la pajarita está de moda, ha hecho una prodigiosa reaparición en acontecimientos lúdicos y semi-formales como fiestas de noche y cócteles. En la actualidad cada día vemos más gente con pajarita. De hecho yo misma conozco a un diseñador que hace unas preciosas. Su marca se llama Sarantontón y podéis ver sus diseños aquí.

Y la pregunta es: ¿se llevan correctamente? ¿Se puede mezclar el concepto de moda con el de protocolo? No. Es evidente entonces que no hablamos de lo mismo cuando hablamos de moda que de protocolo. Esto no quiero decir que estén peleados.

Por eso tienes que tener cuidado y pensar si es adecuado o no ponértela para ciertos eventos. Y mucho menos en el lugar inapropiado… Tus barbas de hipster no necesitan ni lazos ni pajaritas.