Infografía breve para inauguraciones 

Las inauguraciones se repiten con frecuencia tanto en actos institucionales como de empresa. 

Os dejo una breve infografia, para que os sirva de guía y no se os olvide nada. Espero os sea de utilidad.

¿Por qué es importante preparar bien la mesa para una reunión?

Una actividad tan rutinaria cómo preparar una mesa para una reunión puede resultarnos harto sencilla e intrascendente, pero no es así.

Hay diferentes razones por las que el orden en una mesa de reunión nos aporta numerosos beneficios directos e indirectos.

Las cosas no se ordenan por capricho o gusto de “el de protocolo” sino que obedecen a la experiencia y los acuerdos socialmente establecidos.

Captura de pantalla 2017-05-03 a las 16.40.03

 Aquí os dejo un esquema claro de cómo poner cada cosa. ¡Ah! Y no pongas nunca los vasos boca abajo, es mejor colocarlas en el último momento para que no les entre polvo. La boca del vaso es lo que se van a llevar a la boca y no es higiénico estarla frotando en las mesas y posavasos. Fíjate que en el restaurante de un hotel de cinco estrellas nunca encontrarás las cosas al revés, por algo será…

Beneficios de preparar bien la mesa de una reunión:

A) Por parte de mi empresa

  • Las rutinas en el orden de las mesas facilitan la confianza y la concentración en lo verdaderamente importante, cada uno sabe dónde está su documentación, sus notas, su agua, sus bolígrafos. Evita despistes y posible caos.
  • Los carteles nominativos permiten conocer el nombre y cargo de los asistentes, aunque se nos olvide lo tenemos a mano y permite que las negociaciones sean más cercanas.


B) Por parte de los invitados

  • Nuestra empresa dará una primera impresión de orden, eficiencia, profesionalidad y cordialidad.
  • El visitante se sentirá acogido e impresionado positivamente. La perfección exterior es reflejo de la calidad del servicio y el producto. La primera impresión es fundamental.


C) Como elemento de buena gestión 

  • Permite optimizar el tiempo y los recursos de forma considerable, para que no se pierda en buscar sitio, discutir por él,…
  • Agiliza y facilita el trabajo. Las reuniones ya nos quitan bastante tiempo como para consumir el doble de tiempo necesario en ellas.

2

La Gran Cruz de la Legión de Honor

La Orden Nacional de la Legión de Honor es la máxima distinción de la República francesa y tiene su origen siglos atrás. Tiene como grado supremo el de Gran Maestre, que corresponde al Presidente de la República. Así, como indicamos en nuestro post anterior, el día de su toma de posesión la recibe, de manos del canciller de la Orden, mediante esta fórmula: «Señor presidente de la República, le reconocemos como gran maestre de la Legión de Honor». 

Tras el golpe de Estado llevado a cabo por el general Napoleón Bonaparte el 9 de noviembre de 1799 este decidió poner en marcha una serie de acciones destinadas a «reconciliar a los franceses», reivindicar «el honor individual y el honor nacional» y «unir el valor de los militares a los talentos de los civiles». Este es un claro ejemplo de cómo podemos comunicar con el sentido y la simbología de los actos.


Así nace, el 19 de mayo de 1802, la Orden Nacional de la Legión de Honor que reconoce el mérito individual adquirido por alguien independientemente de su condición social. Con esto, Napoleón pretendía hacer olvidar la nobleza del Antiguo Régimen y la antigua Orden de San Luis, entregada por los reyes franceses, entonces derrocados por la Revolución y darle un sentido nuevo a las condecoraciones otorgadas por el estado francés.

El 15 de julio de 1804, Napoleón hizo entrega de las primeras insignias a mariscales, soldados, inválidos de guerra, científicos, artistas, escritores,…. en una grandiosa ceremonia en Hôtel des Invalides en París.


    
El carácter de la Legión de Honor es meramente honorífico, por lo que su concesión no va acompañada de una compensación económica o de cualquier otro tipo. La medalla consta de dos caras, de las que ha ido cambiando la representación por causas sociales y políticas, a lo largo de los siglos. Actualmente, en una aparece el rostro de una mujer de perfil, la efigie que representa a la República. En la otra, dos banderas tricolor francesas cruzadas.

La primera mujer en recibir la Legión de Honor el 15 de agosto de 1851 fue Angelique Duchemin, sargento de las Fuerzas Armadas de la República Francesa. Antes de comienzos del S. XX unas 48 mujeres recibieron esta distinción.

En la orden de la Legión de Honor se entra en el grado más bajo, que es el de caballero, pudiendo progresar por méritos exhibidos. Para entrar en la Legión es necesario que un ministro presente al candidato al Consejo de la Orden y este debe aprobarlo. Las concesiones se gestionan desde la Gran Cancillería