Política y Protocolo Oficial

La Orden Nacional de la Legión de Honor es la máxima distinción de la República francesa y tiene su origen siglos atrás. Tiene como grado supremo el de Gran Maestre, que corresponde al Presidente de la República. Así, como indicamos en nuestro post anterior, el día de su toma de posesión la recibe, de manos del canciller de la Orden, mediante esta fórmula: «Señor presidente de la República, le reconocemos como gran maestre de la Legión de Honor». 

Tras el golpe de Estado llevado a cabo por el general Napoleón Bonaparte el 9 de noviembre de 1799 este decidió poner en marcha una serie de acciones destinadas a «reconciliar a los franceses», reivindicar «el honor individual y el honor nacional» y «unir el valor de los militares a los talentos de los civiles». Este es un claro ejemplo de cómo podemos comunicar con el sentido y la simbología de los actos.


Así nace, el 19 de mayo de 1802, la Orden Nacional de la Legión de Honor que reconoce el mérito individual adquirido por alguien independientemente de su condición social. Con esto, Napoleón pretendía hacer olvidar la nobleza del Antiguo Régimen y la antigua Orden de San Luis, entregada por los reyes franceses, entonces derrocados por la Revolución y darle un sentido nuevo a las condecoraciones otorgadas por el estado francés.

El 15 de julio de 1804, Napoleón hizo entrega de las primeras insignias a mariscales, soldados, inválidos de guerra, científicos, artistas, escritores,…. en una grandiosa ceremonia en Hôtel des Invalides en París.


    
El carácter de la Legión de Honor es meramente honorífico, por lo que su concesión no va acompañada de una compensación económica o de cualquier otro tipo. La medalla consta de dos caras, de las que ha ido cambiando la representación por causas sociales y políticas, a lo largo de los siglos. Actualmente, en una aparece el rostro de una mujer de perfil, la efigie que representa a la República. En la otra, dos banderas tricolor francesas cruzadas.

La primera mujer en recibir la Legión de Honor el 15 de agosto de 1851 fue Angelique Duchemin, sargento de las Fuerzas Armadas de la República Francesa. Antes de comienzos del S. XX unas 48 mujeres recibieron esta distinción.

En la orden de la Legión de Honor se entra en el grado más bajo, que es el de caballero, pudiendo progresar por méritos exhibidos. Para entrar en la Legión es necesario que un ministro presente al candidato al Consejo de la Orden y este debe aprobarlo. Las concesiones se gestionan desde la Gran Cancillería

Me gusta mucho esta foto… creo que ilustra muy bien la época en la que el traje no tenía partido. Sí, sí… existió. La época en la que los políticos valoraban lo que representaba ir al Congreso… en nombre de todos los que le habían votado. Y se ponía reguapos y reguapas…

¡Estaban bien contentos! Para que veáis que corbata tan molona se puso Rafael Alberti os dejo una foto en color. Valiente y diferente, pero con un estilo cuidado, que la cosa era seria…

Vicepresidentes de edad en el Congreso de Diputados: Dolores Ibárruri, diputada por Oviedo, nacida el 9 de diciembre de 1895, y Rafael Alberti, diputado por Cádiz, nacido el 16 de diciembre de 1902, ambos del Partido Comunista de España.

Y es que llevar traje tiene su historia, no es “de ricos y opresores”… ¡Os lo cuento!

El origen del traje formal de caballero tiene su origen en el siglo XV. Es en este momento cuando aparecen las chaquetas abiertas por delante, con bordados en las mangas representando los escudos familiares o con símbolos militares o de asociaciones civiles. Será a mediados del siglo XVII, en la corte de Luis XIV, cuando se empiece a desarrollar una gran y peculiar preocupación por la moda. 

Durante este periodo la chaqueta del traje empezará a ajustarse cada vez más a la cintura. Pero será en la Inglaterra de 1900 donde el traje despunte como una prenda de uso cotidiano. Se vestían chaquetas o levitas largas, que se fueron acortando para darles mayor comodidad y para adaptarlas a las circunstancias del día a día.

En el caso de los pantalones, empezaron siendo una especie de pololos o bombachos por debajo de la rodilla. A partir de finales del siglo XIX y principios del XX, se alarga el pantalón, y empiezan a parecerse más a los pantalones de traje actuales.

De mejor o peor calidad,  con bordados o sin ellos los hombres iban perfectos e impolutos a cualquier acto y durante el día a día.

El “dress code” es de suma importancia. Es nuestra tarjeta de presentación y le indica al otro la importancia que le damos, preocupándonos más o menos en aparecer bellos y agradar. En eventos públicos muestran nuestro respeto por los mismos.
Y es que… una imagen vale más que mil palabras…
 

 

Ayer me ha sorprendido mucho que el Sr Alberto Garzón no sepa para qué sirve un rey. Este era el tuit que colgó en su cuenta el día de la Apertura Solemne de la Legislatura.
“Hoy nos visita un extraño a las votaciones, el ciudadano Felipe de Borbón”

Por esto, me gustaría dirigirme hoy a Ud, estimado “ciudadano Garzón” (no porque se haya vuelto Ud. naranja, sino por su gusto por dar este tratamiento a otros), para explicarle algunos artículos de la Constitución, que creo que le pueden ser de mucha utilidad en su actividad diaria. No es necesario que me lo agradezca.

Resulta que en este país en el que vivimos, el Reino de España (para que no queden dudas) tenemos lo que se denomina “monarquía parlamentaria” en la que el Rey, como Jefe de Estado, es el símbolo de unidad y permanencia. Por eso la monarquía es hereditaria, se trata de un símbolo de la estabilidad del sistema.

La función principal del rey es la de hacer de árbitro y moderador en el funcionamiento de las instituciones. El rey también asume la más alta representación del Estado español en sus relaciones internacionales:

De acuerdo con la Constitución, corresponde al Rey intervenir en importantes actos del Estado (arts. 62, 93, 100, 123, 152,159,160) Y como más alto representante del Estado español en las relaciones internacionales (art. 63)

En cuanto a su papel en el Congreso, que es lo que nos compete en este post, está claro lo que dice el artículo 62. Como árbitro y moderador del funcionamiento regular de las instituciones, corresponde al Rey:
• La convocatoria y disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones (artículo 62 b);

• La convocatoria de referéndum (artículo 62 c);

• La propuesta del candidato a presidente del Gobierno (artículo 62 d);

• Ser informado de los asuntos de Estado y presidir, a estos efectos, las sesiones del Consejo de Ministros (artículo 62 g).
Vamos, que teniendo en cuenta todo esto, digo yo que no es un extraño que el rey esté presente en el Congreso el día de la Apertura Solemne de la Legislatura. En nuestra democracia cada uno tiene su función y alguien que cobra como diputado debería conocerlas.

Por eso las rondas de consultas entre los representantes de los diferentes grupos parlamentarios y SM con el objeto de presentar candidato a la investidura como presidente del Gobierno… Eso no sucede con cualquier ciudadano, puesto que el rey es aquel ciudadano que nos representa a todos…


Puedo entender que Ud. sea republicano y no monárquico, lo que no entiendo es que, alguien que defiende tanto el derecho al voto, no respete la constitución que el pueblo español votó en su día.

En las elecciones generales el pueblo vota a aquellos que cree que pueden ser sus mejores representantes y aquellos a cuyas ideas se aproximan las suyas… y, lo lamento, Señor Garzón, pero creo que Ud. no se llevó el mayor número de votos. Es posible que sea porque estas preocupaciones suyas no sean las que más inquietan al pueblo español.

Me despido de Ud. y espero que mis letras le hayan servido de ayuda.

imgres-53.jpgSi has abierto este post pensando que va a ser largo y árido y que va a describir todos los pormenores del protocolo en el Congreso…¡te equivocas!

Escribo esto porque una amiga me ha preguntado si era legítimo que ayer diputados y senadores tuviesen que sentarse en el Congreso, el día de la Sesión de Apertura de la Legislatura, “según fuesen llegando”… o, empleando sus palabras “al estilo de tonto el último”.

imgres-58.jpg

Normalmente los diputados tienen su escaño asignado en el Congreso, pero para la Sesión de Apertura el eficiente y preparado servicio de protocolo del Congreso, tiene que adaptar la zona de asientos, poniendo bancos corridos.

Normalmente en el Congreso se sientan 350 diputados, ese día hay que sumar a los 266 senadores… ¡Labor de chinos! Ni mi padre ordenaba tan bien el maletero del coche en los viajes… Algunos se han entrenado de pequeños con el tetris, en mi caso no me gustaban los videojuegos.

imgres-54.jpg

Ante tal avalancha de autoridades protocolo opta por protocolizar solo a un pequeño grupo de asientos destinados al Gobierno, cosa que es totalmente válida y además de mucho sentido común. Con semejante trabajo lo lógico es optimizar recursos. Además, se supone que los diputados y senadores son personas educadas y comprensivas que no se van a pelear por estar delante ni en el primer sitio (¿o no?).

Evidentemente no es necesario protocolizar los puestos en todos los actos; se puede protocolizar todo, parte o nada. Y no pasa nada, porque cada sistema tiene un sentido y unas razones lógicas. Porque el protocolo no es estricto e inflexible, eso lo son determinadas personas…

imgres-55.jpg

Bueno, en realidad hubo alguien que sí se quejó… De repente no era lo mismo estar detrás que delante y, aunque todos seamos iguales, no daba lo mismo sentarse delante o detrás por orden de llegada.

El día que a Pablo Iglesias el protocolo le parecía “hacer política antigua”.

El día que a Pablo Iglesias le parecieron importantes los de protocolo… y se ve que al final nadie tuvo inconveniente en cederle el sitio.

Lo que espero este este hecho haga a muchos darse cuenta de que el protocolo es necesario y que determinadas “bondades” y “detalles” no han de darse por supuestas. Confieso que siento cierta complacencia interior cuando la gente se da cuenta de que el protocolo está para algo… y, curiosamente, los que más lo desprecian son los que más acaban por reclamarlo…

imgres-57.jpg

 

imgres-48.jpg

En las sesiones más solemnes el atrio  de la fachada principal, la de la famosa Puerta de los leones, se engalana con un baldaquino de color rojo de más de 130 metros cuadrados y 220 kilos.

Confiésalo, a ti también se te van los ojos directos a ese impresionante dosel. Muchas veces pienso: “¡por Dios, que no se caiga!”… Y no, no se cae, los bomberos invierten seis horas en colocarlo con mucho cariño y empeño para que todo esté preparado.

imgres-50.jpg

Este jueves se celebra la solemne sesión presidida por vez primera por Felipe VI y el baldaquino junto a sus ocho reposteros comienza a prepararse una semana antes del acto. A los que seguro que no se les va a caer encima este año va a ser a los diputados  y senadores de Podemos, que no se van a quedar a recibir al Rey ni a contemplar como el Rey recibe honores militares y pasa revista al Batallón de Honores.

Me han resultado curiosas las declaraciones de Pablo Iglesias diciendo que estos actos protocolarios no sirven para nada. Me extraña que él no sepa que en la figura del Jefe de Estado estamos todos representados, no solo en los que están sentados en los escaños. Sería una señal de respeto hacia todos respetar (valga la redundancia) lo que dice el “inservible” protocolo, que no es otro cosa que un modo de visualizar la democracia en este país.

imgres-49.jpg

Está claro que el famoso baldaquino del Congreso no pasa desapercibido para nadie… Pero, ¿cuánto lleva ahí como testigo mudo de las aperturas de legislatura y proclamaciones de jefes de Estado?

El actual y llamativo dosel rojo, que atrae las miradas de todos, ya se usó en la proclamación de Alfonso XIII, el 17 de mayo 1902. No se conoce la fecha exacta en la cual se fabricó, pero está ente 1900-1902. El festón colgante que rodea al baldaquino está decorado con los escudos de las provincias españolas. El escudo aparece en el centro, enmarcado por motivos vegetales. Y los fabulosos bordados en sedas que lo adornan debieron llevar muchas horas de trabajo y buena vista.

imgres-51.jpg

Cuando no se usa es custodiado celosamente en la Real Fábrica de Tapices. Aquí os dejo un interesante vídeo de la Real Fábrica que explica todo el proceso para colocarlo, disfrutad de él. Y uno de la colocación, en versión comprimida, solo hay que pinchar para verlo.

Os dejo el enlace para ver la Solemne Apertura en directo. Sé que hay quien va a escribir muy bien sobre esto, así que no os aburro más.

Si os parece interesante podéis seguir en Twitter el perfil del Congreso, donde podréis aprender mucho más.

images-38.jpg

 

Últimamente he oído hablar mucho de la necesidad de renovación en los actos protocolarios de las instituciones del Estado. Tras el acto de juramento, en la Sala de Audiencia del Palacio de la Zarzuela, del presidente del Gobierno y el de los 13 nuevos ministros, como tales.

CwaXWAJWIAATbsZ-1.jpg

Soy fan de la necesaria renovación, pero creo que como todo en la vida hay que tener cuidado con lo que se dice.  El sentido común no es el más común de los sentidos y muchas personas que no entienden de la materia, aunque sean grandes profesionales en sus campos respectivos, escuchan y se ponen a opinar. No siendo que aparezca un “googlelizador” de esos de los que hablaba en el artículo anterior y se ponga a inventar cosas extrañas. Es lo que tiene vivir en el país de los tertulianos.
La modernización es buena, siempre y cuando la lleven a cabo profesionales.
Recordemos que la imagen que el Estado debe dar es de estabilidad, por eso la modernización y los avances en los eventos propios del mismo se da a otros ritmos y con prudencia. Admiro la prudencia y el respeto con los que se mueve nuestro Rey en este campo.
A nadie se le ocurriría decir que hay que tirar abajo el palacio de Versalles porque está “demodé”; esta es la razón por la que ponerse a criticar las alfombras y demás me parece absurdo. Especialmente cuando tengo que luchar cada día con gente que confunde el protocolo con la moda o la decoración de interiores.

imgres-42.jpgimgres-43.jpgimgres-44.jpgimgres-45.jpg

Hay otro asunto que me ha llamado la atención, se trata del “tema de la Biblia y el crucifijo” y de “jurar o prometer”. La palabra jurar se define así: “Afirmar o negar algo, poniendo por testigo a Dios, o en sí mismo o en sus criaturas”. Por eso se jura sobre la Biblia y se promete sobre la Constitución.
Cuando alguien jura sobre la Biblia no jura que vaya a gobernar “al modo Cristiano”, es una cuestión interna, personal, de conciencia,… No me parece mal, igual que no me parecería mal que si fuese musulmán jurase sobre el Corán, judío sobre la Torá, o si fuese agnóstico sobre nada más que la Constitución. La idea es jurar o prometer el cumplimiento de la Constitución, la lealtad al Rey y guardar secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros, por eso el Rey está presente en el acto.
Si lo piensas bien lo que refleja es el respeto que en este país tenemos por las diferentes confesiones, que nos honra y del que debemos estar orgullosos. Vivir en un país con libertad de conciencia en el que uno no se tiene que esconder por su género, credo o condición social es una batalla que nos ha costado todo un proceso de transición.

Lo que es verdaderamente patético es hacer lista y encuestas señalando quién juro y quién prometió. Eso no es importante… ¡lo importante es que cumpla (y no por “cumpli-miento”).

Mariano_Rajoy_Brey-Felipe_VI-Reina_Letizia-Investidura-Politica_167244746_20437143_1706x960.jpg

Sobre esto ha escrito mi compañera Mª Carmen Portugal en su blog, de forma muy clara y aleccionadora, que muestra la pluralidad real de este país:

“Dejemos las cosa claras:
El artículo 16.3 no impide el uso de símbolos religiosos.
La presencia en actos oficiales de símbolos religiosos no afrenta a la aconfesionalidad del Estado.
El punto de vista personal sobre el uso de símbolos religiosos en ceremonias oficiales no es razón objetiva para su eliminación, ya que no se produce ninguna vulneración del derecho.”

Y aquí Obama jurando sobre la Biblia, su propia Biblia familiar. 

Obama-Casa-Blanca-Biblia-AP_CLAIMA20130121_0041_30.jpg

Ahora os podría contar en qué consisten los actos paso por paso, pero eso lo vais a encontrar en muchos sitios y como es mejor ver en directo las cosas que te las cuenten, aquí tenéis un enlace donde verlo mejor (solo pincha sobre los títulos):

Mariano Rajoy jura como presidente del Gobierno. Que consiste en:

  • Lectura del real decreto
  • Jura
  • Saludo al Rey
  • Foto institucional de la ceremonia.

Los ministros del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy juran o prometen sus cargo. Que consiste en:

  • Lectura de los reales decretos de los nombramientos.
  • Jura o promesa de los ministros.
  • Saludo a Felipe VI.
  • Foto institucional de la ceremonia.

Hoy, Sr. Guarido, voy a ponerme con lo que no me dio tiempo de explicarle el lunes. Vamos a comenzar con un “cuadrito”, a modo de esquema, y luego se lo voy desgranando. A ver si me puedo dar a entender y entiende Ud. que lo del vestido corto no es algo tal que así:

tumblr_mtmy37sHbU1r1ibqdo1_400.gif

Aquí le dejo las equivalencias de ropa, normalmente se pone solo la del hombre y por esa ya se sabe lo que corresponde a mujeres y militares. No es por machismo, es por simplificar los datos que se ponen en el tarjetón. La idea es comunicar claro y conciso, en reducido espacio y que quede bonito y no todo apelotonado.

                                                            
Hombre Militar Mujer
Frac Gran etiqueta Vestido largo
Esmoquin Etiqueta Vestido largo o de cóctel
Traje oscuro Gala Vestido corto
Chaqueta y corbata Diario Vestido corto o Traje de chaqueta
Chaqué Gran etiqueta Vestido corto o de cóctel

Lo primero es el chaqué, que se usa para vestir durante el día, mejor de mañana, aunque se permite vestir hasta primera hora de la tarde. En nuestro país se suele usar en las bodas.

pepebotella3-202x300.png

En el caso de las señoras lo propio es un vestido corto o un traje de cóctel… He aquí un ejemplo:

Chaqué-2.jpg

También te pueden pedir chaqueta y corbata, en ese caso la mujer debe llevar vestido corto o traje y chaqueta. Es una vestimenta que se suele usar para eventos semi formales de trabajo y de ocio.

33_MDSIMA20121015_0089_6.jpg

Luego el traje oscuro, que fue el que le ofendió a Ud., Sr. Guarido, la equivalencia es el traje corto para señora y ¿qué quiere decir eso?

Pues un vestido corto no tiene porqué ser solo un vestido. Los códigos de vestimenta son eso “códigos” y nos sirven para entender en qué marco tenemos que encuadrar el estilo y las prendas a llevar. ¡Ese momento en el que te estás vistiendo y piensas: me pongo las plumas o saco la boina…!

No solo puede ir uno con vestido corto (que no es muy corto sino hasta la rodilla o ligeramente por arriba), se puede ir también como escogió Mariló Montero o la misma Reina, cuando aún no lo era… que lo del vestido no es “sexista” porque el protocolo le da mucha libertad a las mujeres, cuyo vestuario es más variado. Creo que el error está en pensar que los de protocolo somos unos tipos encorsetados que ponemos “etiquetas” y oprimimos a la gente… cuando es todo lo contrario.

También hay otros tipos de vestimenta como el esmoquin que es una prenda propia de la noche y de tipo muy festivo. En este caso las mujeres llevan vestido corto o largo (¿ve que no es tan rígido como parece? ¡Si eres bajita te puedes poner un traje corto y evitar el efecto champiñón!)

Y por último el frac, que en la mujer tiene su equivalencia en vestido largo para las mujeres. Es considerado gran gala y es para eventos muy formales y excepcionales.

imgres-41.jpg

 

Aunque parezca mentira ir adecuadamente vestido es importante para no dar el cante y ser recordado únicamente por dar la nota. Vea Ud al alcalde de La Coruña y juzgue. No es más noble uno por no ir adecuadamente vestido, ni tampoco mejor persona, pero es signo de respeto al anfitrión

Hay una cosa que dijo Coco Chanel para las mujeres, pero es aplicable a ambos sexos…

 

Y “para muestra un botón” de que se puede ir muy bien respetando en cada momento la etiqueta:

imgres-40.jpg

 

Espero haberle servido de ayuda para que no vuelva Ud a pasar un mal rato. Y lo dicho: ¡le debo un picho y una copa de vino elige Ud si quiere Ribera o Toro!

Ya que le escribí a un ministro, no podía ser menos un alcalde…

Estos días ha circulado por redes sociales un polémico post en el facebook del alcalde de Zamora e incluso algunos periódicos se han hecho eco de ello:

14357634382950.jpg

Lo cierto es que me duele en el alma que el alcalde de la capital de provincia en la que nací, y a la que mi padre me enseñó a amar con todo el corazón, hable así.

Es verdad que soy medio canaria, pero llevar sangre zamorana te deja marcada para toda la vida…¡es sangre de toro bravo!

Mi padre procede de una familia humilde del campo castellano leonés, era de un pueblecito cercano a Benavente, que para él era el centro del mundo. En él aprendió los valores que luego me trasmitió a mí. Él me enseñó cosas como que uno tiene que ser formal e ir debidamente vestido a los sitios. Que según el interés así será tu pinta y… ¡eso se refleja! Y que ir bien vestido es un signo de respeto.

Mi abuela es una mujer muy humilde, pero ella sabe que uno tiene que ir debidamente vestido a los sitios, nos lo enseñó a todos… ¡Ni una arruga nos dejaba llevar! Le ha sorprendido mucho cuando le he dicho que el alcalde de Zamora no lo sabe y que le parece mal que las invitaciones indiquen cómo debe ir uno vestido. Me ha dicho: “¿pero no es mejor que le avisen a uno?”. Mi abuela es una mujer mayor, pero muy sensata.

Verá, D. Francisco, perdóneme que le llame por su nombre de pila, pero es el que tenía mi padre y eso me hace sentirlo más cercano,… Verá… en Casa Real no quisieron hacer sentir mal a Dña. Laura (no le digo “su mujer”, no siendo que le sepa mal o le parezca arcaico). En realidad antes se ponía “y acompañante” en muchas invitaciones, pero en Casa Real son unos señores y por eso se refieren a ella por su nombre y apellidos, como una deferencia. Si su acompañante hubiese sido un señor habrían puesto el nombre del señor. Que no era a mala leche, ni medieval, ni despectivo, ¡era educado!

Había muchos invitados y quizá no invitaban a los tenientes de alcalde, solo a los alcaldes… pero les pareció bien que no fuese Ud solo. Estoy segura de que Doña Laura es una buena compañía y, por lo que se ha enfadado Ud, me alegra ver que la quiere de ese modo. Por otro lado… indicar la “etiqueta” es lo apropiado. A Ud igual no le pasa, pero a mí me gusta que me avisen para no ir llamando la atención. A veces uno no sabe que ponerse, ni la importancia de la fiesta. Estoy segura de que Ud no se viste igual para pasear por los bares de Zamora en Semana Santa, que en un día cualquiera de verano, que para ir a la boda de un ser querido… El año que viene quisiera verlo en uno de estos y le invito a “uno que sí” (que las zamoranas somos fuertes de estómago…) o a unos tiberios que entran bien, con una copa de vino y hablamos de protocolo.

Yo he visto que Ud. se me pone más guapo para algunas cosas y más de sport para otras:

images-34.jpgimages-32.jpgimages-33.jpg

Casa Real invitó a toda la ciudad de Zamora en su persona… y todos querían verlo elegantón, ¡tan bonico como nuestra Catedral… tan lustroso!

Sabe qué pasa, que si no se avisa la gente se presenta de cualquier manera y para estas cosas lo mejor es estar a la altura de la fiesta. Como dice mi abuela, más vale que no te miren por ir llamando la atención, es mejor destacar por ser honrado que por ir mal vestido.

A los que van muy bien y roban no se preocupe Ud, para eso están los jueces. El protocolo es otra cosa, se trata de ordenar, de que los actos sean rápidos, que estén organizados y se organice bien el tiempo, porque va uno a lo que va y no es cuestión de perder el tiempo. Los alcaldes están muy ocupados y tienen que irse rápido. De indicar a los demás cuál es la manera más apropiada de ir a un acto… Para eso estamos los de protocolo: hacemos la vida más fácil.

Tenía que escribirle esto, no se enfade Ud con esta su paisana. No quiero que le pase a Ud lo que pasó en este otro acto:

El-presidente-de-ATR-entrega-el-premio.jpg

Premio-Binter.jpg

Aquí cada uno fue vestido de una forma… Por eso el próximo post que escriba (este es el primero dedicado a Ud., tendrá otro), le voy a explicar cómo va esto de la etiqueta… Para que no le pase esto y no hablen de Ud. por cómo va vestido sino por (espero que esto sea así) haber hecho de Zamora una ciudad en la que toda España quiera vivir. Porque yo ya sé que es maravillosa, pero también sé que muchos se van, que yo no puedo volver a ella porque no iba a encontrar trabajo… y que es una gran desconocida, a pesar de lo bien que se come y lo buenas que son sus gentes.

Buenas noches, Sr. Guarido… y no olvide que le debo un pincho “que sí”, ¡palabra de zamorana! Y un post explicándole lo del “vestido corto”, que no tiene que ver nada con la minifalda de los toros que cantaba Manolo Escobar.

Fotos tomadas de: http://www.noticanarias.com/2016/10/13/binter-nombrada-aerolinea-regional-del-ano-2016-europa/