«Squirtle, siempre».

Adaptar en lenguaje de las instituciones a los nuevos tiempos es importante y necesario, porque para comunicar es necesario escuchar primero.

«Nunca pierdas tu muchosidad”

Un acto protocolario está sometido a unas normas, pero posee la enorme riqueza de usarlas como herramienta de comunicación y constituyendo actos políticos.

Salir de la versión móvil
%%footer%%