imagen

Dentro del ecosistema empresarial se hace presente el protocolo desde cada actividad rutinaria hasta en los actos extraordinarios, tanto en aquellos eventos en los que intervienen figuras institucionales como en las propias de la organización, de carácter interno.

Es evidente que el protocolo en el sector privado no tiene el renombre que en el sector público, pero es igual de esencial en cuanto a orden y rentabilidad de los actos y de la vida cotidiana empresarial.

Establecer un orden de jerarquías es importante para el buen funcionamiento y la fluidez del quehacer empresarial y como instrumento de economía empresarial. Redundando en la imagen corporativa y el posicionamiento en el mercado. Cuidando los detalles en las relaciones tanto humanas como corporativas.

images.jpg

A veces me pasa que tengo que organizar un acto y no hay manera de que los asistentes me confirmen.

Me llama uno y me pregunta si va a venir otro y el otro me llama y me pregunta si va a venir uno, en un bucle sin fin de pandillas colegiales.

Me entran unas inefables ganas de ponerles de ejemplo la siguiente situación:

“Si tú celebras tu cumpleaños, ¿te gustaría que los invitados te llamasen y te preguntasen quién va?”

Evidentemente no,… Se me ocurren miles de razones y contestaciones que uno no da por educación, pero que son completamente legítimos:

“A mi fiesta invito a quien me da la gana”

“Si vienes a mi fiesta será por mí”

… E incluso: “¿y a ti qué te importa a quién invite yo?”

images.jpg

Claro que como soy protocolista…y mis padres me enseñaron bien, todo sea dicho,… ¡no lo hago!

Algunos se atreven a decirte claramente: “es que si va fulanito yo no voy”, en un alarde de cara dura… Y es que se va perdiendo la elegancia, ¡una pena!, en aras de una supuesta heroica claridad.

Como veis resulta una falta de educación terrible andar interrogando sobre la lista de invitados y los datos de los mismos. Metiéndose en la privacidad de los demás  exigiendo de forma dictatorial y dando muestras de ostentación de poder, en algunos casos.

Es cierto que las fotos y las compañías importan, pero es mejor rechazar una invitación que despreciar al anfitrión y que no te vuelva a invitar o critique tus intereses. Es una forma de construir o destruir para siempre la marca personal.

images.jpg

En las peleas infantiles es mejor quedar bien…

images.jpg

 

Últimamente veo discrepancias entre los que defienden el protocolo como norma y los que lo ven como comunicación. Y, la verdad,… ¡no entiendo la discusión!imgres.jpg

Digo yo, ¿acaso las normas no comunican?

Por ejemplo: un uniforme del ejército sigue unas normas, pero comunica ¿no? Si yo asisto a un acto puedo distinguir cuáles son las autoridades y saber quién es quién, si están ordenadas según norma. Las normas comunican y nos ayudan a educar, comunicando cosas, enseñando…

militar.jpg

¿Por qué yo tengo que ir bien vestido a trabajar? Pues porque mi aspecto comunica una serie de cosas al resto. Los códigos de vestimenta son normas sociales por las cuales comunicamos a los otros determinados mensajes.

No podemos decir que el protocolo no es solo una labor de “acomodadores de palacio” y luego alegar que son solo normas para ordenar. Además de eso, como todo en esta vida: comunica.

imgres.png

Existen tres elementos fundamentales en la comunicación para podernos relacionar: la escucha activa, la empatía y el refuerzo. Estos nos sirven para mejorar las relaciones sociales con los demás y esos tres los encontramos en el protocolo.

Relacionarnos, es algo imprescindible, que hacemos día tras día, las normas nos ayudan a ello:

  • Nos hacen pararnos y observar, escuchar al otro (escucha activa)
  • Nos hacen obrar con respeto y prudencia, poniéndonos en el lugar del otro (empatía)
  • Y, cuando se aplica bien, provoca que tenga lugar una relación necesaria: la comunicación (refuerzo)

Concluimos el post de hoy diciendo que: el protocolo establece y facilita el proceso de comunicación.

imgres.jpg


Me sorprende que haya personas que aún sigan comportándose como en sus tiempos de adolescencia, como cuando le decían a su madre “es que yo soy así”.

images-22

Realmente la belleza está en el interior, igual que la capacidad de trabajo y las aptitudes,… Lo que sucede es que el resto de la humanidad no tiene que ser un X-Men, con capacidad de visión de Rayos X, para verla en el mismo instante de conocernos; por eso es importante no solo ser, sino también parecer.

Muchas veces tengo que oír que el protocolo no sirve de nada, que en una empresa o en un centro oficial lo importante es el trabajo que se hace dentro. Es cierto que lo de dentro es importante, pero hasta que no seamos todos unos “yoguis” estupendos y vivamos en el mundo en un estado supremo de iluminación extática va a ser un poco difícil cambiar el sistema por el que nos movemos. A los humanos, de momento, todo nos entra a través de los sentidos, los cinco normales: vista, gusto, tacto, oído y olfato. Sextos y séptimos sentidos no cuentan. Y el protocolo es una forma de comunicación tan válida como otras, que ayuda a “hacer saber algo a otros”.

images-24

Lo peor es cuando te lo dice un amigo, ¿cómo se lo dices?: “Mira, yo te conozco desde pequeño y sé que eres una especie de Clarc Kent, pero resulta que ya no existen cabinas de teléfono y con esas gafas no tienes tirón. Si al menos llevases un cartel en la frente que explicase lo de tus súper poderes…” (Ironía en modo on)

Tú puedes ser muy bueno y los demás no tienen obligación de saberlo. Todos hemos comprado algo porque el envoltorio era precioso. Todos hemos conocido a alguien que nos caía mal y luego ha acabado siendo un gran amigo. Algunos incluso han conocido a personas que no tocarían ni con un puntero láser y terminado casadas… ¡Es lo que tiene la vida y la condición humana! Mira la Bella y la Bestia. Al final el bruto era un maromo de oro, pero de entraba ponía un poco los pelos de punta.

Unknown-10

Conocer todas estas cosas también es una buena manera de comunicación y aquí es donde entra en juego el protocolo, que tiene la difícil misión de allanar el camino de comunicación entre diferentes, eliminando o explicando lo que pueda molestar. Porque muchas veces no es tan fácil darnos a entender a todos.

No critiques a quien comunica mal, enséñale lo que debe hacer con una buena técnica de comunicación, porque la crítica destructiva también es un canal erróneo de comunicación. Aporta SIEMPRE.

  
Y si no siempre te quedará Alaska y su “a quién le importa”. Si no puedes con “el enemigo…”

Unknown-9

Hace poco leí en un artículo de PuroMarketing que el 94% de los responsables de recursos humanos humanos usa redes sociales para buscar a sus candidatos.

Es una idea que se repite en multitud de post y artículos sobre el tema y que a veces nos da un poco de miedo. Así muchos optan por llamarse “Pepa Pepita”, “Car Men”, “Condemor García” o cosas por el estilo, con el fin de no ser encontrados por sus jefes o futuros jefes.

Sin embargo, ¿son los futuros candidatos los únicos que deben guardar las formas o es algo que debe tener también en cuenta la parte contratante?

Cuando tengo una entrevista lo primero que hago es googlelizar todo lo que tenga que ver con ella, incluido el responsable de recursos humanos que me va a entrevistar. Me gusta saber quién tengo delante, me parece algo que debería hacer todo el mundo. Es algo que ayuda y, entre otras cosas, calma los nervios y la tensión, te da pistas.

Es curiosa la cantidad de cosas que uno se encuentra…

Recursos-Humanos

Desde mi pobre experiencia personal puedo decir que un buen responsable de RRHH debe cuidar su imagen en redes y evitar los siguientes fallos. Cosas que tal vez parezcan evidentes pero no lo son tanto:

  1. Distinguir entre tu cuenta personal y la cuenta de trabajo. No puedes tener una cuenta en una red social  en la que solo cuelgues las ofertas de empleo de tu empresa y que tu foto de perfil sea una foto en la playa y con gafas de sol. La actitud es importante, pero no te pases. Recuerda que tú eres también embajador de la marca que contrata.

2. Respetar las normas de cortesía en redes. Por ejemplo, no escribir todo con mayúsculas, eso se gritar… No seas grosero, contesta a las dudas y preguntas de los que interactúan contigo y hazlo con amabilidad.

3. Cuidar tu imagen personal en internet, a ti también te buscan las empresas, se preocupan por quién es el que selecciona a sus empleados. No te arriesgues a perder una cuenta. Un profesional escoge desde su altura profesional, para encontrar las mejores piezas sé una de ellas

.images-3

4. Aporta, no te limites a colgar oferta. Muestra lo que sabes del tema. Los que buscan trabajo te querrán seguir y te seguirán verdaderos profesionales, ¿no es eso lo que buscabas? Conoce y anticípate, una buena red profesional es tan efectiva, o incluso más, que una abultada base de datos informática

5. Recuerda que, también en redes, trabajas con personas. Combina técnicas, pasión y corazón. ¡Nunca falla!

Cuando uno busca en Google la definición de Linkedin le sale algo tal que así: “LinkedIn es un sitio web orientado a negocios, fue fundado en diciembre de 2002 y lanzado en mayo de 2003, principalmente para red profesional”

images

Es evidente que es una red profesional. Una especie de “curriculum vitae interactivo”. Esto le da cierta flexibilidad pero provoca que haya quien pierda el norte.

A veces cuando entro y veo determinados perfiles me asusto, me pregunto en qué pensaban algunos a la hora de subir su foto a la red. ¿De verdad pondrías esa foto en tu C.V.? ¿De verdad quieres que sea lo primero que vea de ti tu futuro cliente, tu futuro jefe, tu futuro proveedor?

Hasta Kim Kardasian lo entiende…

images-3

Hay puestos que exigen cierta creatividad, y es justo y necesario, pero hay quien se excede. La primera impresión es esencial y una imagen vale más que mil palabras. Si no me crees intenta mirarlo desde el otro lado, desde el de aquel que entra en tu perfil buscando algo.

La melodía es el eje principal de la canción, es lo que la hace única y especial. Tu preparación es la letra, pero tu foto determinará la melodía que escuchen los oídos de un astuto y concienzudo escrutador. Una buena letra, con una buena melodía, es más fácil de recordar.

1) Allegro ma non troppo

Esa foto de la boda de tu mejor amiga, cuando ya habíais bebido hasta el agua de los floreros y decidiste adornarte la cabeza con el primer clavel medio pocho que se te puso a tiro. ¿Crees que habla bien de ti?¿Entrarías así en una entrevista de trabajo? ¿Entrarías así un lunes por la mañana en la oficina?

images-1

2) Allegretto Vivace

Esa foto escondida detrás de un libro o de tu móvil, en la que solo se te ve la nariz. No tiene explicación a no ser que seas muy feo/a, cosa que no te limita para trabajar, o seas el inspector Gadget. De todas formas Samsung, Apple, Sony… y demás te agradecen la publicidad gratuita; eso sí, tal vez no te paguen. ¡Siento darte una mala noticia!

la foto

3) Basso Continuo

Una foto despeinado/a, recién levantado y con la cámara del PC desenfocada o inapropiadamente vestido para el puesto al que aspiras, tampoco es algo bueno. Recuerda que hemos dicho que tu imagen es tu carta de presentación, junto con tu cv. No contribuyas a tu propio hundimiento y muestra tu mejor yo.

3) Falsetto

Una foto tumbada o deformada indica que no se te da muy bien la tecnología. Si encima pones que manejas perfectamente un montón de programas informáticos o que haces unas presentaciones de “power point” impecables… ¡lo llevas claro! ¡Faltará coherencia!

Unknown

4) Decrescendo

Linkedin no es Facebook, ni twitter, ni mucho menos e-darling o meetic, nos interesan poco las fotos de tus vacaciones en Ibiza o Egipto, tus poses en bañador o tu colección de sombreros panameños ¡Esa va a ser la seriedad con la que afrontes el trabajo! ¡Ubícate!

5) Agitato

Y por último la reina de las fotos, esa en la que enseñas el escote o el sujetador negro bajo camisa blanca… Te resta credibilidad como profesional (se me olvidó mencionarlo antes, pero Linkedin tampoco es Badoo).

images-2

En resumen, procura que tu imagen sea profesional. No está mal darle un toque de alegría o creatividad, mas procura que sea con mesura.

Recuerda que para darle un toque propio Linkedin ha añadido hace poco la posibilidad de agregar una portada personalizada…

¿Sabías que este año un 93% de los responsables de RRHH acude a las redes sociales antes de contratar un candidato? En tus manos está componer una buena melodía. Te dejo algunas para que te recrees…

Estamos acostumbrados a escuchar la expresión “para cortarse las venas” ante algo que es realmente deprimente, deplorable, mezquino, mediocre… o que da vergüenza ajena. A mí siempre me gusta añadir, tal vez sea por deformación profesional, mi peculiar coletilla: “con una pala de pescado”… Y es que, si nos paramos a pensar, no merece la pena deprimirse o quejarse por algo que está mal, sino ponerse manos a la obra por mejorarlo.
Siempre he creído que hay dos tipos de personas: los que crean problemas y los que buscan soluciones; por eso mismo he optado por esta profesión, porque es una profesión que crea soluciones.
El ritmo actual de la sociedad exige profesionales altamente cualificados, en un amplio espectro. Así, cuando hablamos de protocolo no debemos restringir nuestro pensamiento a jerarquía y etiqueta, sino a todos aquellos aspectos que nos hacen la vida más fácil, más sencilla, que evitan situaciones de tensión, choques culturales,… y que son muestras de respeto mutuo entre personas, tanto en los ámbitos públicos como en el entorno más íntimo y privado.
Muchas personas consideran el protocolo como algo anticuado, en desuso,… algo que no sirve para mucho… Y lo mismo puede pasar con todo aquello que no se renueva, de ahí la importancia de la adecuación y de cuidar y dar importancia a los modos y maneras protocolarias, que son algo que no puede dejar de estar de moda. En realidad lo antiguo siempre es cimiento de cosas nuevas, de aire nuevo y vida verdadera que surge una y otra vez.
El protocolo no es algo rígido, antiguo, muerto,… es una piedra viva sobre la que se pueden cimentar y asentar sus raíces multitud de fructíferas plantas. Actualmente, es un poderoso instrumento de comunicación selectiva y me atrevería a decir que es la forma más antigua de comunicación corporativa, que desde hace siglos se emplea para proyectar la imagen pública, alcanzar objetivos y transmitir el carácter de instituciones y organizaciones de todo tipo. No es algo nuevo, pero sí algo continuamente renovado y efectivo.