profesionales

 

Es increíble la cantidad de personas que ignoran la necesidad de encargar determinados trabajos a profesionales de verdad. Hay profesiones que parece que las puede desempeñar cualquiera que se lea un libro de “cómo convertirse en….. en 10 pasos sencillos”. Te lees este libro y ya eres un excelente periodista, informático, diseñador gráfico, estilista, experto en moda, organizador de bodas, protocolista,…

También está la opción de buscarlo en internet… 240 créditos de grado y 60 de master, como mínimo, para que te sustituya Google o cualquier otro buscador de internet (que no tengo nada personal contra ellos). Y no os hago la cuenta en euros por crédito para que no lloréis.

Es cierto que un verdadero profesional lo configuran muchos aspectos:

  • la formación
  • la experiencia
  • la capacidad personal de desarrollar el trabajo y de desarrollarse como persona
  • la actitud
  • la responsabilidad y el empeño

Pero lo que está claro es que “San Google” no puede sustituir a una persona:

  • ¿Y si te quedas sin tarifa de datos y no hay wifi? Ya lo estoy viendo… un embajador buscando su sitio en un evento y el “profesional” diciendo “espere que me ponga de puntillas a ver si encuentro wifi y busco en google dónde tengo que colocarle”.
  • Y si surge un imprevisto, algo que nos obliga a reaccionar con rapidez… ¿Nos vamos a parar a buscarlo en Google? Nuestra profesión requiere rapidez y responsabilidad en las decisiones.
  • Y si Google te da dos opciones contradictorias. ¿Quién ha dicho que todo lo que diga Google es verdad? ¿Quién te garantiza el orden de fiabilidad de una referencia de Google?

BUSQUÉ EN GOOGLE:

“EL AMOR DE MI VIDA”

Y ME DIJO

“QUIZÁ QUISO DECIR:

MITOS Y LEYENDAS”

Estoy seguro de que a ninguno de nosotros nos gustaría llegar malísimo a urgencias y que nos dijeran: “siéntese en esta camilla y vaya buscando en Google lo que tiene”.

La importancia de contratar un profesional en el mundo del protocolo y la organización de eventos puede parecer intrascendente, pero una mala gestión de la comunicación, el orden y la seguridad puede tener graves consecuencias.

Porque un buen profesional, aunque no tenga la solución exacta sabe distinguir cuál es entre todas las posibles.

Actualmente la organización de eventos es un sector muy potente y con grandes expectativas de crecimiento. Cuenta con un porcentaje de penetración en el total del sector turístico cercano al 12% y una facturación anual superior a los 5.000 millones de euros.

imgres-2.jpg

Es sabido que todas las empresas y compañías organizan algún evento anual e  invierten en ello dinero y esfuerzo. Acerca de este tema nos surgen numerosas preguntas que debemos responder…

¿Para qué sirve principalmente un evento?

Es más que evidente que los eventos son potentes instrumentos de comunicación. Nos sirven como elemento publicitario y potencian e intensifican los contactos personales, tanto externos como internos. Es lo que se conoce como networking, elemento fundamental en cualquier estrategia de crecimiento o desarrollo de una empresa. Permite obtener reconocimiento y protagonismo en el sector, aumentar ventas y explorar nuevas líneas de negocio.

imgres-4.jpg

Los eventos posibilitan el face to face, difunden el contenido corporativo, premian los logros , potencian las ventas,…

Es fundamental, a la hora de organizar este tipo de eventos, controlar los gastos y adecuar el presupuesto correctamente con el objetivo de lograr una retorno positivo de la inversión.

ESTRATEGIAS PARA ORGANIZAR UN EVENTO

1. Trazar un objetivo claro y adecuado

Es fundamental elaborar un plan con los detalles pormenorizados para un

mejor desarrollo del acto; que este sea sencillo, fluido y adecuado al mensaje que se quiere ofrecer.

2. Priorizar el contenido

Independientemente del escenario debe priorizarse el contenido, es decir, lo que el evento ofrece.

3. Utilizar la tecnología y Comunicar

Las posibilidades son ilimitadas y en constante evolución: videos tridimensionales, videoconferencias en alta calidad, clases on line, mapping, etc. Es necesario comunicar, tanto con nuestro público objetivo como con los medios de comunicación, influencers,… Estos elementos nos permiten alargar la experiencia al máximo  para rentabilizar la inversión.imgres-3.jpg

 

6. Añadir un plus de originalidad

Creando eventos que dejen huella. Eso sí, ciñéndose a los presupuestos. ¡No es necesario gastar mucho para ser original!

7. Recurrir a empresas y personas especializadas

 

La forma más efectiva de que tu evento salga bien es contratando profesionales,…¡no merece la pena jugársela!