«No me llames señora, que me haces vieja». Malas costumbres en la empresa

Todos recordamos con una sonrisa el personaje de empleada del hogar de Gracita Morales en los 60-70... ¡Qué bonito recuerdo!, ¿verdad? Pero los tiempos y la sociedad han cambiado mucho y aquello de "señorito" ya no suena bien sino en su boca. ¡Y ni os cuenta lo se "señorita"! "¿Señora o señorita?", una pregunta que …

Salir de la versión móvil
%%footer%%